Hipnosis 2022

King Gizzard & The Lizard Wizard — Ice, Death, Planets, Lungs, Mushrooms And Lava

Por María José López Torres

Ice, Death, Planets, Lungs, Mushrooms And Lava

KGLW

2022

8

La construcción de una mirada basáltica, psicodélica y meditativa desde la inconsciencia y espiritualidad creativa. 

Dolor, erupciones, psicodelia, introspección y retrospección, conectividad y esoterismo: esto es, apenas, un intento de resumir lo que el estrambótico grupo australiano King Gizzard & The Lizard Wizard ha confeccionado dentro de su nuevo álbum Ice, Death, Planets, Lungs, Mushrooms And Lava. No es de sorprender la soltura y la tenacidad de su ejecución, la explosividad y emocionalidad de sus estructuras musicales, y la sensibilidad intuitiva de sus líricas. En esta ocasión, cuando se creía que la agrupación había llegado a su cúspide con Omnium Gatherum, su título pasado lanzado apenas en abril de este año, Ice, Death, Planets, Lungs, Mushrooms And Lava supera las expectativas y el grupo mismo demuestra que sigue superándose a sí mismo. 

“Mycelium” me recibe y me da la bienvenida a esta microgalaxia desenfrenada con un groove que invita a dejarse ir y expandirse a lo largo de la habitación con el magnetismo de sentirse, simple y sencillamente, vivo. “I’m a mushroom, okay”, y mi mente lo secunda, claro, por supuesto que lo soy: es el micelio neuronal del reino fungi el que se ha encargado todo este tiempo de encarnar las multitudes de vida posible. Esta pieza se conecta con la explosividad y aceleramiento de “Ice V”, pieza que aparentemente relata la historia de una princesa entre gélida y volcánica, misma que se ve rodeada por guitarras y una rítmica que no podría ser más funk, esto sumado a la atmósfera ilusoria que los instrumentos de viento le aportan. 

De “Ice V” saltamos a la región de “Magma”, espacio para el “destroying to invent” introspectivo, en el que de pronto, el limbo (sea del tipo que sea) se convierte en una oportunidad para el aprendizaje y la reconstrucción. La guitarras y los instrumentos de viento previamente contemplados se mantienen vigentes, aunque esta vez bajo un tono meditativo y un tanto a la espera de algo. Es entonces que “Lava” emerge desde las profundidades de la serenidad subterránea como esfera del edén, entre vientos en eclosión cósmica y una batería airosa. Tintes de sabiduría y reconciliación con la muerte son perceptibles, “death is life, the lava is life”, haciendo referencia a lo que yo interpreto como la idea de las pequeñas muertes cotidianas como fuente de resurrección, sanación y crecimiento personal y espiritual. Todo se torna en una especie de ritual colectivo que desemboca en “Hell’s Itch”, una mirada hacia lo incómodo del interior: se trata de todo aquello que, en su mayoría, mantenemos lejos de nuestro radar, “buried deep inside me like a sunken horse”, sin posibilidad alguna de salir a la superficie. Este tema es, de cierta manera, un acercamiento para reconocer y abrazar lo que nos avergüenza, por muy complejo que el proceso para llegar a ello resulte. 

“Iron Lung” confirma la complejidad de lo anteriormente mencionado, intensificando la sensación de sentirse atrapado y sin salida dentro de uno mismo. “Wrapped in iron, deathless purgatory”, y es imposible no relacionarse de alguna manera con ello: el ojo interior continúa inspeccionando, una vez más, los recovecos ineludibles en soledad. Finalmente, “Gliese 710” me despide con una suerte de himno psicodélico de la reinvención, y me exhorta a instaurar mi nueva revelación: “Grow the mushroom/Feed the volcano/Watch the new star/Dance upon the night sky”. 

Tal pareciera que, a pesar de que ningún concepto fue planeado detrás de cada una de las piezas, el inconsciente estuviera emanando de Ice, Death, Planets, Lungs, Mushrooms And Lava sin tregua alguna, tanto de sus creadores como de los escuchas, hablando y resonando en cada uno de los puntos cardinales sensoriales, y dándole voz a las dificultades y enfrentamientos de la condición humana. ¿Y qué es el arte, a fin de cuentas, sino el medio expresivo de lo inconsciente y lo consciente? No dejes de escuchar esta obra nacida del jam, los siete modos griegos musicales y la creatividad desbocada.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us