Hipnosis 2022

Russian Circles — Gnosis

Sello: Sargent House

Año: 2022

Calificación: 8

Un disco que te lleva a conocer la condición divina de la naturaleza humana.

Por: Leslie De Rosas

Russian Circles sabe cómo tomarse su tiempo, pues tres años hicieron falta para que los fans del grupo de post-rock/post-metal, tuvieran la oportunidad de escuchar su octavo álbum titulado, Gnosis, mismo que corre bajo el sello de Sargent House y fue estrenado el 19 de agosto del año en curso.

Grabado en los estudios Electrical Audio de Chicago y God City, ubicado en Salem; Gnosis contiene siete canciones conformando una duración de 39:37 min, mezclado por Kurt Ballou y masterizado por Magnus Lindberg, el diseño estuvo a cargo de Magnus Lindberg y la fotografía fue de Artem Vladimirov. Este disco es la continuación de su disco de 2019 Blood Year.

Mike Sullivan (guitarra), Dave Turncrantz (batería) y Brian Cook (bajo) nos introducen al disco con una canción de poco más de seis minutos, titulada “Tupilak”, un tema que, en realidad, te adentra tanto al mundo instrumental de Russian Circles, que apenas logras percibir la verdadera duración del tema, que comienza con una agrupación que quiso dar todo desde el inicio, ofreciendo unos poderosos riffs de guitarra y una batería que marca el suspenso de una melodía que va haciéndose más poderosa conforme pasan los minutos, un bajo que mantiene el poder de un disco que se siente casi bélico.

“Conduit”, va a un ritmo más acelerado que el primer tema, mantiene ese sonido que permite percibir el cambio que existe entre este álbum y los anteriores, siendo este un disco, con texturas sonoras más pesadas y gruesas que crean una atmósfera espesa y preocupante.

El ritmo cardíaco se relaja con “Gnosis”, es una canción que tiene un ritmo menos cargado; es ligera, pero igual de poderosa que las otras, es cuando a mitad de la canción explota con un sonido intenso. Esta canción, de más de 7 minutos, fue uno de los tres sencillos que sirvieron como adelanto al disco completo de la banda de Chicago.

“Vlastimil” es tan solo una introducción hasta que llegues a “Betrayal” donde el trío te lleva a unos temas que bien pudieran estar conectados por el coraje de sus guitarras y la furia de su batería, que las convierte en dos temas oscuros, de un disco que se siente como un reclamo a través de sonidos estruendosos.

Estos dos temas los separa “Ó Braonáin”, la canción más corta de todo el disco, con un minuto y 45 segundos de duración, que da un respiro al álbum, incluyéndose como un tema mucho más ligero y triste, donde la guitarra eléctrica (su protagonista) se escucha entre un eco que comienza a volverse sombrío y melancólico. Es una canción que ayuda como interludio para dar paso a “Betrayal”.

El último tema del álbum es “Bloom”, una despedida emotiva de casi siete minutos que nos ofrece Russian Circles, en el que nos dice adiós con un sonido distinto a lo que escuchamos durante todo el disco, ya no hay enojo, se asemeja a ese sentimiento cuando por fin logras superar una etapa muy mala, el significado de que todo lo bueno termina por llegar, haciéndose una canción mucho más esperanzadora, así suena el resurgir de un ave fénix, convirtiéndose en un cierre triunfal.

La palabra Gnosis proviene de la doctrina del gnosticismo enfocada al conocimiento de lo divino, la metáfora está ahí al pasar de las canciones, pero cada quien tendrá la posibilidad de hacerla suya.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us