Hipnosis 2022

Boris — Heavy Rocks

Sello: Relapse Records

Año: 2022

Calificación: 10

Atrapado en una espiral de distorsión, poder y psicodelia

Por Tlaloc Ruiz

BORIS es uno de los power tríos más enérgicos, estridentes, ruidosos y explosivos, no solo de los últimos años, sino de todos los tiempos.

Este año estrenaron dos álbumes al hilo, Heavy Rocks es el segundo de ellos y a diferencia del primero: W, lanzado en enero, este manda al averno los pasajes etéreos y le trepa a la velocidad, la distorsión y al volumen a tope.

Un potente alarido da inicio al disco y antes de siquiera procesar qué demonios está pasando, sentimos un fuerte golpe de fuerza bruta sacudiendo nuestros cráneos sin piedad.

Guitarras doblando solos, violentos redobles de batería constantemente cambiando de ritmo, gritos raspando la garganta y una sorpresiva sección de metales que sirven como apoyo para darle más potencia a riffs y bendings guitarra. Un festival de ruido completamente satisfactorio.

Y así de repente, la trilogía de velocidad, potencia y explosividad de “She Is Burning”, “Cramper” y “My Name Is Blank” termina al final del increíble intro de “Blah Blah Blah”.

Un bajo monótono con diferentes pedales de distorsión aumentando su poder crea el ambiente perfecto para que el noise, la experimentación y la psicodelia se apodere de nuestro cuerpo por 4 minutos con 22 segundos.

Esto es solo la mitad del disco, para descubrir qué tanto cambia la segunda mitad, porque lo hace, debes ponerle play cuanto antes. Posiblemente encuentres unos agradables sonidos deftonianos y termines el disco completamente satisfecho.

Hay una diferencia muy grande entre Heavy Rocks del 2002, el Heavy Rocks del 2011 y esta nueva entrega también llamada Heavy Rocks: 30 años de experiencia haciendo música estridente.

En el Heavy Rocks del 2022, BORIS hace una masterclass de cómo se debe hacer música ruidosa, utilizando la más ingeniosa combinación y configuración de pedales, creando riffs, solos, grooves y fills increíbles, incluso llegando a cruzar la línea de lo épico.

Pero que sea ruidoso no significa mal hecho o desordenado, todo lo contrario. BORIS nos enseña que sabiendo hacer buen uso del ruido y el atasque se puede crear música increíble.

Es por eso que este disco reta al escucha a poner de su parte y escucharlo como se debe, las bocinas de tu computadora no le van a hacer justicia, menos las de tu teléfono.

Para escuchar cada riff, bending, saxofón o solo fortuito y dejarte envolver por toda la experiencia que crea la orquestación elaborada por BORIS, debes usar unos buenos audífonos para dejarte desintegrar por la espiral creada por las capas y capas de sonido.

No sé por qué BORIS tiene 3 discos llamados exactamente de la misma manera, pero pareciera que es una manera de demostrar la evolución de su sonido y la experiencia que han ganado durante los años.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us