Hipnosis 2022

Reverend Beat-Man And The Underground — It's A Matter Of Time

Reverend Beat-Man And The Underground — It’s A Matter Of Time

Voodoo Rhythm Records
2022
9/10

Garage-punk con sabor a doom blues para hacer exorcismos musicales.

Existen personas que viven por y para la música. No solo es su actividad principal sino también la única y por eso de manera constante publican nuevos materiales y ofrecen conciertos por todo el mundo. El mejor ejemplo es el Reverend Beat-Man, quien ha logrado construir una carrera dentro del punk y garage gracias a su persistencia.

Parece sencillo pero desde hace 35 años ha estado inmerso en el mundo de las guitarras distorsionadas, los gritos esquizofrénicos y el caos. Aunque la ironía es que proviene de uno de los países más tranquilos y pacíficos del mundo: Suiza.

Aunque tiene un estilo bien definido, a lo largo de su trayectoria ha destacado por su interés para experimentar y adentrarse en nuevos terrenos. No solo al crear música sino también al difundir el trabajo de otras personas. Todo lo anterior lo llevó a crear Voodoo Rhythm Records, un sello que tiene un divertido lema: Music To Ruin Any Party.

Durante dos décadas ha sido la casa de proyectos que van desde la cumbia y los sonidos folclóricos hasta el punk corrosivo y el rock incendiario. Pero si algo le faltaba al catálogo de la disquera era un álbum de doom blues. Ahora ya no será así porque aquí está el primer lanzamiento de este tipo.

En ese sentido, todo fue posible gracias al apoyo del PALP Festival, el cual se realiza cada año en la diminuta comunidad rural de Bagnes en Suiza. Mediante este convenio el también cantante de The Monsters recibió el financiamiento para permanecer una semana en ese sitio remoto alejado de la sociedad y grabar un disco.

Para esta travesía se acompañó de tres músicos provenientes de distintos ámbitos pero dispuestos a experimentar. Milan Slick, Beatrice Graf y Benjamin Glaus fueron los elegidos para esta nueva aventura.

Por su parte, la grabación del trabajo implicó varios retos. Solo tuvieron una semana para componer y grabar 11 temas. Además todo fue realizado dentro de una casa y estudio en la que solo había animales de granja alrededor.

El reto fue cumplido y el resultado es un álbum que fue grabado por completo a una sola toma. No hubo repeticiones porque siempre se buscó la espontaneidad y no la perfección. El tema que abre el trabajo es “I Want To Fuck You Baby” y es la colisión de dos mundos. Por una parte, el sonido hillbilly es ideal para escuchar rodeado de cabras, mientras la ronca voz del Reverend Beat-Man profana un insulto encima de otro.

De igual forma hay lugar para las críticas hacia el estilo de vida actual. El mejor ejemplo es “Slave To The Phone” en donde se describe la forma en que millones de personas viven alienadas de su teléfono e internet. El pequeño dispositivo que tienen en sus bolsillos se ha vuelto en su única compañía y cuando no lo tienen caen en la desesperación.

Pero aunque la mayoría del LP está compuesto por temas inéditos, hay uno que los fanáticos de antaño van a reconocer al instante. Se trata de “Jesus Christ Twist”, una de las piezas más emblemáticas del Reverend Beat-Man. Aunque en este caso se puede escuchar una versión bastante distinta a la original porque se adentra por completo en el doom blues. Ahora se le redujo la velocidad hasta obtener una ambientación pantanosa y macabra que recuerda a los embrujos de guitarristas como Robert Johnson y Muddy Waters.

Aunque el álbum se aleja de lo hecho en el pasado por el extrovertido músico suizo, al final mantiene la esencia que siempre lo ha caracterizado. No solo se trata de su ruidosa voz sino también su objetivo de mantenerse activo y nunca caer en la complacencia. Sin abandonar por completo el mundo del garage-punk ahora muestra una nueva faceta que enriquece su legado.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us