Hipnosis 2022

J. Zunz — Del Aire

Rocket Recordings

2022

9/10

Lo sensible de la nada en el suspiro.

Lorena Quintanilla se ha posicionado como una de las artistas más relevantes de la escena nacional durante los últimos años, partiendo del impulso en su faceta como mitad fundamental de Lorelle Meets The Obsolete, hasta alcanzar el estatus de culto con la cáustica sonora de su proyecto en solitario, entregando armonías al oído público bajo el nombre de J. Zunz. Tras dos larga duración publicados vía Rocket Recordings, llega a nuestras manos el más reciente esfuerzo discográfico de Quintanilla, presentando la voracidad de electrónica minimalista, reverberada desde Ensenada, Baja California, durante el confinamiento.

Del Aire arranca entre el susurro sintético de lo modular abriéndose paso con la suavidad vocal de la intérprete, envolviéndonos en murmullos de nihilismo sugerido que dividen al corte abridor, “Cruce”, en dos estados claramente diferenciados; la lobreguez de una meditación profunda contrastando con el rugido en cámara lenta de cada sintetizador.

“Lineal” hace honor a su nombre dirigiéndonos por una crescendo de intensidad constante, tirando de la sensación de caída libre adornada con sonidos en drone, la percusividad de las bajas frecuencias y el siseo de una batería reventada al fondo. El corte crece indefinidamente sacando fuerzas de la los versos herméticos atrayentes de sus primeros minutos; Zunz como único espíritu.

Ser por ser por ser por ser // It’s gone, we’ll disappear // You’re gone, you’ll disappear”.

El álbum gira vertiginosamente sobre sí mismo arrastrado por los tambores en “Ráfaga”, llevando la ligereza en las cuerdas vocales de Quintanilla a los terrenos del jazz blasteado en avant garde. La instrumentación confabula en un outro de shoegaze premonitorio, siendo el primer vistazo al caos melódico a punto de comernos vivos.

“Outsides” mantiene la tregua durante los primeros dos minutos solo para reafirmar el incendio de electrónica durante el resto del track. Murmullos corales, synths distorsionados, melodías sueltas y una suerte de sonidos en el borde de lo inquietante y lo rítmico nos mantienen al filo de nuestros sentidos, dejándonos frente a frente con la sensación de vacío sensible y estupor que el material construye de a poco. Volveríamos a la vida gracias al aliento perdido de la vocalista, aterrizando en los terrenos del art trance llevado a sus últimas consecuencias en las trompetas de “Nina”, cortesía de Freddie Murphy.

Nos precipitamos al final del tracklist entre campanillas y el discurso quebrado de Quintanilla, dejando florar la piel al ritmo de la rítmica sintética y recibiendo, de almas abiertas, el soundscape neblinoso al final de “Horizonte”. Ahora somos distintos, más livianos, más conscientes de la nada que de la humanidad; silencio.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us