Hipnosis 2022

Entrevista con Mercury Rev

Que el tiempo jamás nos cure de la música.

Mercury Rev es una de esas agrupaciones que han crecido musical y humanamente junto a su público. Pasando de sus inicios dentro de la psicodelia de culto hasta alcanzar las gracias del mainstream con un línea mucho más melódica; la banda ha sabido mantenerse fiel a sí misma, borrando los límites de lo sonoro y ubicándose, hoy por hoy, como uno de los proyectos más queridos de la melomanía nostálgica.

Así, y con su recién anunciada presentación en tierras nacionales el próximo 17 de junio, nos dimos a la tarea de conversar con el frontman y guitarrista Jonathan Donahue, abordando temas como la evolución musical del sexteto, su impresión post covid y las promesas de un posible nuevo álbum.

Estamos realmente emocionados de volver a México”. 

El público mexicano parece tan entusiasmado como el vocalista de cara a su visita a la capital, trayendo memorias de escenarios pasados cuando fueron parte del cartel del Corona Capital 2018, o su presentación en solitario al Lunario del Auditorio a finales de 2008. La relación con lo tricolor parece haber florecido con más de una buena intención.

“Hay algo realmente interesante sobre las veces que hemos tocado allá. No hemos toureado todos los años de nuestra carrera, pero las veces en México nos han encontrado en puntos cruciales de nuestra evolución como banda. El público parece tener un cariño especial por The Secret Migration (2005), es uno de los álbumes más significativos para mí y Grasshopper (Sean Mackowiak)”.

Como casi cualquier expresión durante los últimos dos años, el regreso de los neoyorquinos a México, programado para 2020, se vería decididamente afectado por las restricciones de la emergencia sanitaria. Aumentando el impulso de ambas partes por volverse a encontrar a filo de concierto. “Nos molestó mucho el no poder presentarnos debido a la pandemia, pero ahora será nuestra primera fecha en la gira fuera de Estados Unidos”. 

Las repercusiones logísticas se mostraban como el menor de los males al interior de la banda, compartiendo el sentimiento de impotencia general que dejaba la mirada artística en segundo plano; el caos resonaba desde el diálogo interior.

“Nos afectó como seres humanos en primer lugar. Odié el inicio del confinamiento, no quería escribir sobre ello o describir lo que sentía. Quería absorber, procesar toda la situación. Quizá para otros se sintió como un respiro, yo me mantuve dentro de mí, callado desde lo interno, observándome”.

Para Donahue, el consuelo de la enseñanza parece haberse mantenido en el resabio del trago amargo, reorganizando sus prioridades y trayendo frescura a su perspectiva del momento presente, impregnando tanto su vida individual como artística.

Encontré un aprecio mucho más profundo  sobre las pequeñas cosas de la vida. Perdí amigos cercanos debido al covid, personas de mi edad. Me hizo darme cuenta de que todo lo que tenía en ese momento, lo que ya estaba conmigo más allá de todo plan a futuro. Me dió el coraje para seguir adelante y crear”.

Tras doce álbumes de estudio, numerosas presentaciones internacionales y una legión de fanáticos que han crecido escuchando a Jonathan Donahue, Sean Mackowiak, Ted Young, Chris Heitzman, Marion Genser y Don McGreevy, el peso de la trayectoria de Mercury Rev repercute de una u otra forma en la sensibilidad de sus integrantes, manifestándose en el frontman como una percepción cálida y precisa del momento presente.

“Sé que no somos una banda nueva, no apuntamos a ser una boyband, no cantamos sobre situaciones con las que personas de 18 o 20 años puedan identificarse. Me hace sentir aún más agradecido con las personas que nos siguen escuchando. Justo ahora buscamos reconectar todos estos nervios cortados por la pandemia, por el miedo, por la ansiedad; volver a estar con quienes nos importan”.

Con las intenciones de la banda esclarecidas al calor de lo conceptual, el siguiente paso lógico para Donahue y compañía parece ser la búsqueda de nuevos sonidos. De los cuales podremos disfrutar, habiendo sorteado los retrasos de producción debido al confinamiento, durante otoño del año siguiente, presentando nueva música para los norteamericanos desde el lanzamiento de Bobbie Gentry’s The Delta Sweete Revisited a inicios de 2019. Mientras tanto, tendremos que encontrar relief rumbo a su presentación al interior de Frontón México, de la mano de Hipnosis, prometiendo un espectáculo más que memorable. 

“Recientemente preguntamos en redes a nuestros fans qué les gustaría escuchar durante el concierto en la Ciudad de México. Jamás había hecho algo así antes, lo sentí como una manera de devolver un poco de todo el cariño que nos han dado a lo largo de estos años. Me emociona saber qué canciones elegirán”.

Así y con expresiones de aprecio entre almas musicales, nos despedíamos de Jonathan Donahue. No sin antes dedicar sus últimas líneas a todos quienes han demostrado su amor por la música de Mercury Rev, llegando a lo profundo de los corazones detrás de cada track.

Gracias, gracias, gracias, a todas las personas allá afuera. Jamás podré agradecer lo suficiente por todas esas cartas de México que me han sacado atravesar los días más difíciles de mi vida, han hecho toda la diferencia en mi mundo”.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us