Hipnosis 2022

Kikagaku Moyo — Kumoyo Island

Guruguru Brain

2022

8/10

La despedida de Kikagaku Moyo es un paseo hipnótico por los orígenes de la banda con la mirada bien puesta hacia el futuro.

Después de cuatro álbumes de estudio, giras alrededor del mundo y de trabajar día con día en construir un estilo propio durante 10 años, Kikagaku Moyo se despide de su público de una manera magistral. Kumoyo Island es su última entrega. El LP con un total de 11 canciones, nos recuerda los indiscutibles motivos por los que la banda se ganó un lugar especial en nuestras listas de reproducción.

Con el antecedente de Masana Temples, su último material de larga duración antes de Kumoyo Island, Kikagaku Moyo sorprendió con la entrega de un álbum lleno de dinamismo y vitalidad, con el que posiblemente sea el disco más intrépido de la banda. Kumoyo Island es un álbum para escucharse tanto en compañía como en soledad. En cada pieza brilla por sí mismo, brinda una compañía musical casi mística que envuelve al instante con sus inconfundibles atmósferas propias del rock psicodélico.

Su primer sencillo “Cardboard Pile”, abrió paso a nuestra imaginación para vislumbrar lo que sería el resto de Kumoyo Island. Con una entrada vigorosa entre su batería incesante y potentes riffs de guitarra, la canción se encamina hacia altibajos impetuosos que oscilan entre la tranquilidad y la turbulencia.

Es así como el disco se deja ver en su entereza en temas como “Monaka” y “Dancing Blue”, donde podemos percibir el toque ancestral que Kikagaku Moyo buscó impregnar en este álbum. El sitar y la guitarra de estas dos primeras pistas, nos ubican en un momento de conexión profunda en el que es imposible no transportarse a una magnifica atemporalidad que diluye la música en magia pura.

Al llegar a la mitad del álbum en canciones como “Gomugomu” y “Daydream Soda”, la banda nos prepara para la recta final con sonidos mucho más relajantes y atmósferas que van en descenso hasta colocarnos en un estado de contemplación y serenidad psicodélica para pasar a sus últimos temas.

Nap Song” y “Maison Silk Road”, son las dos últimas canciones del disco, las cuales invitan a cerrar los ojos o soñar despiertos mientras nos dejamos llevar por sus cuerdas hipnóticas, sus teclas que casi acarician, y sus sonidos fantasmales.

La banda, que hace no mucho se había ubicado en Ámsterdam, decidió terminar su historia donde la empezó: Japón. En sus inicios, la banda estaba conformada únicamente por Go Kurosawa (baterista/vocalista) y el guitarrista y también vocalista Tomo Katsurada, que en su época de universitarios, visitaron Estados Unidos, donde asistieron a sus primeros conciertos de bandas emergentes e independientes que los inspiraron a crear la propia.

Kumoyo Island queda para la posteridad como el último respiro de Kikagaku Moyo, una banda legendaria que seguirá siendo un referente en el rock psicodélico japonés para las generaciones venideras, que seguro nos seguirán sorprendiendo con lenguajes nuevos y universos inimaginables en el terreno musical.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us