Hipnosis 2022

Ashinoa — L'Orée

Ashinoa — L’Orée

Fuzz Club Records
2022
9/10

Sonidos cósmicos y espirituales para viajar con la mente abierta y verificar si hay vida en otros mundos.

Las posibilidades que ofrece la música son infinitas aunque muchas bandas eligen seguir el mismo camino. Son pocas las que se arriesgan a transitar por peligrosas veredas aunque por lo regular son las que obtienen los resultados más interesantes. Al no seguir las fórmulas establecidas tienen una mayor libertad para trabajar y conseguir sonidos que se alejan del trabajo del resto. En esta segunda categoría se encuentra Ashinoa gracias a su estilo cósmico y espiritual.

Todo empezó en el 2015 cuando Chris Poincelot, Matteo Fabbri, Jérémy Labarre, Paul Renard y Ghazi Frini se unieron para crear música. Uno de los máximos propósitos fue hacer canciones que pudieran ser la banda sonora de un sueño. Lo que se obtuvo fue su álbum debut que de inmediato consiguió elogios entre la prensa y fanáticos. Mientras que el siguiente paso fue dar continuidad a su trabajo.

Para empezar, si deseas canciones de tres minutos con la típica estructura de verso-coro-verso entonces mejor busca en otro lugar. No existen los límites para este combo francés y así lo reflejan sus composiciones en las que no hay principio ni final. La improvisación calculada, aunque parezca una contradicción, es la mejor forma en que se puede describir el resultado sonoro.

Con esto en mente, el segundo LP de Ashinoa, publicado por Fuzz Club Records, fue grabado en medio del bosque y también es la sensación que generan las 12 canciones que lo componen. Desde la abridora “Vermillion” se forma un ambiente místico como el de un ritual para purificar el alma. No hay voces sino respiraciones que abren paso a las percusiones, teclados y guitarras. Apenas se trata del inicio pero es suficiente para entrar en un trance mental.

Decir que el estilo del quinteto galo es psicodélico en realidad es una descripción mínima. También hay elementos de krautrock, rock cósmico y ligeros rasgos electrónicos. Desde Neu! y Tomita hasta Acid Mothers Temple son ejemplos de proyectos que ejercieron una influencia definitiva en estos cinco franceses.

Por su parte, la instrumental “Koalibi” cambia la sensación bucólica por un viaje hacia otros mundos. Si la NASA necesita un tema para sus proyecciones aquí hay uno que funcionaría muy bien. Sin problema podría ser utilizado para mostrar los recorridos del Rover sobre la superficie de Marte y comprobar si realmente hay vida en otros planetas.

Mientras que “Fuel Of Sweet” atrapa por su ritmo lento pero penetrante como los movimientos de un serpiente al cazar. Una percusión capaz de hipnotizar el alma es suficiente para crear un ambiente psicotrópico que se enlaza con la misteriosa “Unknown To Myself”. La batería contiene una fuerte influencia del dub y en especial del trabajo experimental del fallecido Lee “Scratch” Perry.

Al final, el segundo disco de Ashinoa lleva su música hasta nuevos territorios. No solo es rock psicodélico sino que ahora se enriquece de más estilos y el resultado final así lo comprueba. Su poder es tan fuerte que funciona como un ritual para abrir la mente y poder viajar con los ojos cerrados.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us