Hipnosis 2022

The Anomalys — Glitch

The Anomalys — Glitch

Slovenly Recordings
2022
8/10

A medio camino entre el punk rock de espíritu callejero y el garage rabioso que escupe espuma.

Como si se tratara de un tráiler a toda velocidad sobre la carretera con rumbo al infierno, así es el sonido de este trío europeo que lo único que sabe hacer es punk & roll con toques de garage tan rabioso que escupe espuma. Con The Anomalys no hay secretos ni engaños porque todo se trata de ejecutar la música sin maquillaje pero con mucha furia. Además se cumple la norma de que si te gusta una de sus canciones entonces vas a adorar toda su discografía. Al final todas las composiciones suenan exactamente igual.

En este caso, fue en el ya lejano 2010 cuando se publicó el primer álbum de la banda originaria de Ámsterdam. Desde entonces han existido cambios de integrantes, lanzamiento de sencillos y giras por todo el mundo con escala en México. Pero más de una década después por fin sale a la luz el segundo LP del combo y no se puede decir que el resultado sorprenda… lo cual es un elogio.

De manera convencional, la mayoría de grupos afirman que hay una “evolución musical” (cualquier cosa que eso signifique) en su sonido cada que publican un disco. Por fortuna aquí no estamos ante un proyecto como los demás. Lo más honesto es señalar que todo sigue igual y la única diferencia es que ahora los integrantes tienen más tatuajes y menos pelo. Las ganas de divertirse y ejecutar canciones aceleradas y furiosas como un tornado siguen intactas.

Aunque el sonido parece que fue ejecutado por un equipo completo de fútbol americano en realidad apenas son tres los encargados de esta orquesta de ruido. Y lo más sorprendente es que todos mantienen una relación de tiempo completa con el rock por sus proyectos alternos. El líder y fundador es Bone, quien en sus tiempos libres se disfraza de un pene gigante y junto a su novia Jack Torera de The Jackets conforma el dueto The Sex Organs. También está Looch quien es parte de los franceses Magnetix y Rémi Lucas, baterista de Weird Omen y Escobar. En total son dos guitarristas y una batería porque para reventar las bocinas no se necesita de un bajo.

El segundo trabajo de The Anomalys no pierde el tiempo con lentas introducciones ni preludios rimbombantes que buscan la perfección como en el rock progresivo. Aquí desde el primer segundo empieza la lluvia de gritos salpicada por una batería que no sabe quedarse quieta. Si quieres baladas de amor aléjate y ve por Coldplay porque aquí no las vas a encontrar.

Para tener una idea clara del intempestivo material tan solo es necesario mencionar que contiene nueve piezas y apenas dura 22 minutos. Es igual de rápido que un orgasmo aunque los dos te dejan con más ganas de más. La inicial “Smart Patrol” tiene la misma eficacia que un puñetazo en la quijada porque invoca las ganas internas de autodestrucción. Y ni siquiera hay tiempo para respirar porque de inmediato llega “Trooper” que ya había sido publicada hace un par de años en un 7”. Pero si los gritos no son lo tuyo entonces también aparecen algunos temas instrumentales como «Panik» y «Anomalys Rise» con un estilo de rockabilly cochambroso para sacudir el esqueleto a máxima velocidad. Es puro punk rock marca GG Allin para escuchar con una cerveza en la mano y brindar con los primeros desconocidos que te encuentres.

Las bandas de este tipo que no buscan el éxito fácil ni venden millones de discos no tienen cabida en muchos espacios. Por fortuna, desde un inicio hubo una relación cercana del tercer tipo con Slovenly Recordings que de nuevo se encarga de publicar a estos tres dementes salidos de los Países Bajos.

Lo único que se puede esperar es una batería tan primitiva que podría estar a cargo de Animal de The Muppets. Mientras que las dos guitarras tienen la misma velocidad del Demonio de Tasmania. Mientras algunos aspiran a la perfección y los sonidos complejos otros como The Anomalys tan solo quieren divertirse a ritmo del rock & roll más básico que se pueda crear.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us