Hipnosis 2022

Boris — W

Sacred Bones Records

2022

8/10

Por Rubén Ortega

La historia que le faltaba al ahora. Boris complementa su anterior álbum con W, un introspectivo pasaje oscuro de sonidos refinados.

El tridente japonés se ha tomado su tiempo desde el inicio de la pandemia para hacer una cantidad considerable de lanzamientos desde 2020 hasta la fecha a través de Bandcamp. Con algunos demos, versiones en vivo y sencillos sueltos, Boris parece una especie de realidad alterna, donde la música y la evolución son una constante. Su nuevo álbum de nombre W lo deja claro.

W es una continuación de su anterior placa llamada NO. Al unirlas se forma la palabra NOW en inglés para representar el “ahora”. Y, aunque han surgido algunos métodos para escuchar ambos álbumes de forma intercalada, W tiene su propia esencia.

De hecho, se podría decir que W representa una paleta de sonidos completamente distinta a la de NO. Puedo atreverme a sugerir que las personas que desconocen el trabajo del proyecto no podrían decir con certeza que es la misma banda al escuchar las dos entregas.

Sentimental y denso.

W deja claro desde su primer tema que la contemplación es su fuerte. Resulta impresionante la forma en que la banda asume los espacios ruidosos y suaves en simultáneo para establecer ambientes brutales y al mismo tiempo sensibles.

“Icelina” es un tema que marca un estilo sumamente ambicioso por parte de Boris. Ritmos lentos que se refugian en un golpeo de platillos acompañan una voz suave, que murmura de forma melancólica.

Algunos tracks que continúan en W mantienen bases rítmicas llenas de espacios, así como momentos donde el ruido proveniente de guitarras distorsionadas sumamente alejadas en la mezcla acechan y rompen el esquema. Se podría decir que existen lagunas y espacios donde el álbum puede ser denso, pero son descansos necesarios para desenlaces que valen la pena.

Es en “The Fallen” cuando Boris asume mayor cantidad de ruido. Aparecen las baterías contundentes y guitarras distorsionadas para marcar un ambiente doom, que perfora los oídos con fuerza y detalle, ya que nunca se pierde entre las distorsiones la alta definición de la banda.

A partir de este momento W se vuelve un disco con mayor rango de matices. La agrupación aspira a movimientos más arriesgados en piezas de largo aliento para crear atmósferas cinematográficas. Y es curioso el desarrollo del disco, ya que al mismo tiempo brinda un sentimental desenlace gracias al manejo de momentos de parte de Boris.

Resulta complejo de explicar, pero W guarda muchos sentimientos debajo de todos los movimientos y cambios de ritmo que surgen en el desarrollo de las canciones, “You Will Know” es un claro ejemplo.

Existen similitudes en algunos tramos musicales entre W y NO. Algunos fans esperan poder escucharlas en alguna edición conjunta o en vivo. 

Lo que es verdad es que con W, Boris ha subido el nivel de ruido, ha creado una obra masiva que en vivo ofrecerá una dinámica inteligente y al mismo tiempo pasional para aquellos que son fanáticos de dibujar paisajes con la mente a la hora de oír música.

Puedes obtener una copia en este enlace

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us