Hipnosis 2022

The Monsters — You’re Class, I’m Trash

Garage acelerado lleno de pus y gritos eufóricos con voz de lija que escandalizan a las buenas costumbres.

Voodoo Rhythm Records / Slovenly Recordings / Sounds of Subterrania
2021
9/10

La vida está llena de adversidades y mientras la mayoría cae rendido ante cualquier dificultad existen algunos necios que no se rinden. La representación viva se puede observar con uno de los hombres más aferrados al rock & roll salitroso que incomoda a las buenas costumbres. Sus amigos lo conocen como Reverend Beat-Man y podría ser el John Waters de la música. Aunque comanda varios proyectos el pilar siempre ha sido The Monsters y ahora está de regreso (si es que alguna vez se fue).

Desde hace más de 30 años es el pilar del punk y garage en su natal Suiza. Sin importar que vive en uno de los países más ricos del planeta, su sonido parece que hubiera sido creado en una alcantarilla nauseabunda del tercer mundo. Todo se basa en gritos eufóricos con su voz de lija. La fórmula es bastante simple pero muy pocos la pueden ejecutar como él.

Un lustro después de su último material ahora llega un nuevo LP y aunque hay algunas novedades al final es el mismo sonido de siempre. Uno de los secretos de Ramones, Motörhead y Slayer es que siempre sonaron igual pero con un estilo propio. Se trata de una característica que muy pocas agrupaciones en la historia pueden presumir.

En el caso de The Monsters lo primero que se observa es que ya no cuenta con dos bateristas como hacen otros grupos como The Melvins. Se podría pensar que eso provocaría una pérdida de poder pero no es así. La inicial “Gimme Germs” demuestra que aunque ahora son menos integrantes se mantiene el sonido rabioso que provoca que te salga espuma de la boca.

El hombre de la mirada de maniático tiene claro que lo suyo es la música sudorosa que causa incomodidad entre los más persignados. Además tiene la habilidad de utilizar una simple frase para crear canciones completas. Así lo demuestra con “Smell My Tongue” que llega el minimalismo al límite. Tan solo es necesario repetir las tres palabras del título durante dos minutos y listo.

Aunque prevalece el estilo de siempre también hay ciertas experimentaciones que conducen a terrenos que The Monsters no había explorado. Para entender mejor este punto es necesario escuchar (y ver el video) “Mortem” que inclusive fue el primer sencillo del material. Muestra una faceta oscura y tenebrosa que remite a películas como The Omen y Rosemary’s Baby. Además confirma que no es necesario acelerar el ritmo para causar temor.

Pero si lo que quieres es algo simple que remita al rock & roll de los cincuenta como Bo Diddley y su guitarra cuadrada entonces lo tuyo es “Blasphemy”. Un par de riffs y gritos esquizofrénicos son los únicos ingredientes que conforman la canción. Mientras que “Yellow Snow Drink” se adentra en los pantanosos terrenos del hillbilly junto a una letra de tendencias suicidas llena de ironía.

La versión convencional del trabajo es publicada por Voodoo Rhythm Records e incluye 13 piezas pero además la edición en LP incluye un 7” con dos temas adicionales. Si eso no es suficiente entonces también existen variantes a cargo de Slovenly Recordings y Sounds of Subterrania con los temas cantados en alemán.

Aunque en la actualidad prevalecen los sonidos plastificados con exceso de teclados no todas las bandas son iguales. En lo profundo de las alcantarillas se encuentran grupos como The Monsters que a través de los gritos han creado un estilo propio. No buscan cambiar el mundo ni pregonan mensajes filosóficos sino simplemente quieren que por un instante olvides todas las complicaciones del mundo exterior.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us