Hipnosis 2022

Hipnosis 2021: La Femme + Build a Vista en el Foro Indie Rocks!

“Aquí hay fuego”, soltaba Sacha Got con amor para el concierto.

El cine negro de los años 40 vio nacer a uno de los arquetipos más ampliamente replicados a lo largo de la cultura pop, impulsado en sus raíces por la búsqueda de libertad apasionada a la que todos nos sentimos terriblemente atraídos; la femme fatale. Hoy en día, el tropo ha logrado resignificarse para ir más allá de una etiqueta de lo femenino y convertirse en un estandarte de intensidad sensorial, expresividad e impulso cardíaco, retratado fielmente en noches como la que nos regaló La Femme, en compañía de Build a Vista, a los adentros de la joya de la Roma Norte.

El cortejo daba inicio con un sampleo sintético de voz presagiando el primer rasgueo a cargo de los capitalinos, volviendo de “Lying Lips” la mirada introductoria al trance de psicodelia y seducción a filo de bajo, teclado, guitarra y batería. El setlist avanzaría enmarcado deliciosamente por el cambio en la instrumentación en manos de Pablo Olea, resaltando los chispazos de cajas de ritmo y cascabeles cortesía del baterista Julián Bayod.

Tras poco más de tres cortes y el respiro constante brindado por los fragmentos de monólogo a través del PA, Build a Vista dejaba caer sobre los asistentes la celebrada “Close to the Edge”, plantando un beso en la comisura sonora de nuestras sensibilidades sin reparar en el estremecer de los escuchas.

El incendio sensitivo continuaría escalando con el tronar del groove desértico entregado por el cuarteto, llevándonos al punto más intenso del acto abridor con “Tu Voz”, volando cabezas en un blast de sonoridades ultragarage hacia el final de la presentación.

Así y tras cruzar miradas de manera intermitente sería La Femme, vestidos en los ya icónicos trajes blancos, quien se lanzaría contra nosotros al grito de “Nouvelle-Orléans”, seguida de una ráfaga de melodías cálidas de la mano de “Cool Colorado”, “Où va le monde” y “Va”. Llegado este punto toda intención era clara, en el sentir, en el bailar, en cada gramo de nuestro ser; préndenos fuego femme.

El estallido arrancaría las paredes del venue de la mano de “Foutre le bordel” y “Sur la planche 2013”, convirtiendo al público en un arrebato sonoro de danza, slam y gritos a merced de los franceses, quienes habían entregado al frontman y tecladista Marlon Magnée como tributo al crowdsurfing entre las palmas de los asistentes.

Existen pocas bandas con una presencia suficientemente imponente como para rendir, a base de carisma y belleza armónica, la multitud que se le ponga en frente. Aún menos las bandas con la autoconsciencia suficiente de este espíritu como para hacer atracciones dionisíacas de la cautividad. La Femme lo tiene todo, se muerde los labios y explota sensiblemente oído, cráneo y corazón.

A partir de ahí el concierto oscilaría entre flamazos de influencias intercontinentales como “Le Jardin” o “Pasadena” terminando en la combustión de frenesí espontáneo de la mano de “Antitaxi”, dejando correr el encore a cargo de “Paris 2012” y “Tatiana”.

Como si más de dos horas rindiendo culto al sacro ruido no hubieran bastado, la última estocada la daría el Teatro Lúcido, presentando, en un capricho de teatralidad y performance, uno de los más fervientes riesgos corridos por organizadores de conciertos. El diálogo poético Ojos de perro verdes nos regalaría un salvaje recorrido por la sensualidad humana, tronidos de látigo, simbolismos marinos, acrobacias, luminiscencia y un duelo de espadas sellado con la muerte entre los labios, con una atmósfera sonora dejada a la voluntad inconfundible de La Femme.

Fotos Luis Omar González

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us