Hipnosis 2022

Entrevista con Clinic

Por: Alejandro Ramírez

Música para curar al mundo. 

Ade Blackburn reposa inerte frente al monitor en una de las habitaciones de su hogar, como lo dicta el encierro, y este nuevo y maravilloso pero de cierta forma distante modo de hacer entrevistas vía zoom, la nueva ventana para desmembrar a los artistas con preguntas, el contacto casi humano, el mundo idealizado por George Orwell pero en una extraña forma: el gran músico te vigila. 

“Lo mejor del encierro es que siempre estás apresurándote entre una cosa y otra, y como tienes tanto tiempo libre procuras hacer muchas cosas creativas, por otro lado es difícil no tener deadlines o saber qué pasará después”, la incertidumbre como eje del mal, los planes coartados y el no saber cuándo volveremos a la normalidad, pero el lado bueno es que hay tiempo para alentar la inspiración y ofrecer nueva música. 

Fantasy Island marca el regreso de la banda al panorama musical, material que hará su debut en breve, aunque gran parte de su maquila se realizó antes de la situación que puso al mundo de cabeza. “En este disco podrán encontrar influencias de Funkadelic, Kraftwerk, y muchos sonidos de sintetizadores de los setentas”. Un rubí más en la corona de experimentación que se cierne en la frente de Clinic, cuyo noveno album coincide con 24 años de vida de la agrupación. “Siempre hemos intentado hacer cosas diferentes, experimentar es lo que nos ha permitido continuar juntos por tanto tiempo, no solo quedarnos con un tipo de sonido en específico”. 

En estos tiempos donde gracias a las computadoras, el software, los emuladores y plug-ins, y hasta los teléfonos móviles o tabletas que funcionan a modo de estudio casero, Clinic nunca ha recurrido a grandes presupuestos o la tecnología más actual para crear su obra: “siempre buscamos y elegimos instrumentos baratos, preferimos producir nuestra música con sintetizadores que tenemos a la mano que generalmente son muy viejos, nunca hemos trabajado con cosas muy caras”. 

Aunque en un enfoque diferente en cuanto a las nuevas tecnologías, Ade señala que es interesante el uso de nuevas plataformas para el descubrimiento musical: “me gusta este nuevo modo de consumir música, he seguido su evolución desde MySpace hasta ahora con TikTok, que también es un interesante complemento visual”. Y al respecto de la brecha generacional, el músico recuerda haber descubierto a muchas de sus influencias musicales aparte de los discos, gracias a la televisión con programas de la BBC y Top of the Pops, y en el radio gracias a John Peel, a quien Ade agradece por ser cómplice y autor de uno de los grandes episodios de la historia de Clinic: la grabación de una de sus célebres Peel Sessions.   

Ade igualmente también tiene preferencia por el viejo modo de descubrimiento, la labor de arqueología y búsqueda en una tienda, el merodear por los pasillos de géneros, el utilizar los dedos cual máquinas de excavación para descubrir joyas entre el carbón y el vinilo. “Le pongo más atención a un disco cuando lo reproduzco como se debe, a la vieja usanza”. Como algunos o varios de nosotros, Abe también tuvo en el pasado la audacia de no devolver un disco, o en este caso, de robarlo directamente: “una vez lo hice, era un disco de los Happy Mondays, creo que fue en una fiesta”. 

Ante la pregunta sobre quién considera que es el mejor músico en la actualidad, Ade prefiere pasar de largo, pero recalca la importancia de que este arte, siempre cambiante y necesario, es un gran aliciente para mejorar las cosas. “No se exactamente qué podría sanar al mundo en este momento, pero sería una pena que la música fuera relegada a ser una cosa menos importante, definitivamente la música puede ser de gran ayuda en estos tiempos tan difíciles”. 

Una de los detalles que distinguen a Clinic entre otras agrupaciones es que desde sus inicios suelen salir a tocar en vivo portando mascarillas quirúrgicas. En tiempos recientes donde estos artilugios se han convertido en parte de nuestra vestimenta y estética diaria, a Ade le resulta algo extraño. “Nosotros en un principio como banda solíamos hacerlo para darnos a notar, marcar una diferencia, y ahora ver que el mundo entero usa cubrebocas es algo surreal”. Tal vez como una suerte profética, Clinic y su energía escénica a la par de desatarnos nos advertía sobre la importancia de cuidarnos unos a los otros.   

“A la gente en México siempre le voy a agradecer el hecho de interesarse por nuestra música, esperamos visitarlos muy pronto”, y en efecto, nosotros también esperamos por el arribo de aquellos enfermeros que con su genial inventiva nos sanarán, cuidarán y que nos llevarán muy pronto a una isla de fantasía. 

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us