Hipnosis 2022

Entrevista con Los Lobos

Por: Tláloc Ruiz

Nuevo disco, amigos y anécdotas con Steve Berlin.

Los Lobos, la más grande banda de rock del este de Los Ángeles, acaba de lanzar Native Sons y esa es la mejor excusa para matar a dos pájaros de un tiro al hablar con Steve Berlin (saxofonista y tecladista) y darme la oportunidad de tener contacto con mis héroes.

Y al ser ultra fan de Los Lobos, este artículo tendrá secciones súper especiales que me dejarán fanear a gusto.

Seguramente conoces a Los Lobos por el soundtrack de La Bamba, donde hacen las versiones más supremas que se han hecho de las rolitas de Ricardo Esteban Valenzuela Reyes (Ritchie Valens). Y no hay nada que reclamar, porque tanto el disco como la película son obras maestras.

“Creo que, para mucha gente, La Bamba fue su introducción a nuestra música. Es un buen lugar para empezar y si siguen aquí escuchándonos, eso es lo que en verdad importa”.

Pero hay más allá de La Bamba y Los Lobos no seguirían activos desde 1973 a la fecha si no tuvieran grandes canciones en su discografía. Y lo que vienen a entregarnos hoy es un compilado de covers de bandas amigas que aman y admiran del este de L.A.

“Somos muy amigos de todos esos músicos… Bueno, de todos los que siguen vivos, jaja. Tuvimos la suerte de que Little Willie de Thee Midniters se nos uniera a hacer coros para este disco”.

En Native Sons hay un par de canciones en forma de medley de Buffalo Springfield, “Bluebird/For What It’s Worth”, que son igual de potentes y alucinantes que las originales. Curiosamente Los Lobos también son muy amigos de Stephen Stills y Neil Young y han compartido el escenario con ambos.

“Desde que lanzamos el disco, nos hicimos muy cercanos de Al Jardine de The Beach Boys. Hace un par de meses nos visitó y nos dijo que amó el disco, que nuestra versión de ‘Sail On, Sailor’ era muy buena y que Brian Wilson la hubiera amado. Eso fue extremadamente gratificante para nosotros”.

¡Alerta, nota de fan!: Para La Bamba, Los Lobos ya era una banda muy grandototota. En sus inicios tocaban hasta el cansancio circuitos punk y así se ganaron amigos como Carlos Santana, que posteriormente haría el score de La Bamba junto a Miles Goodman. También han compartido escenario con Santana en muchas ocasiones.

Hacer un disco de covers puede ser al mismo tiempo un camino fácil para algunos y muy arriesgado para otros, para Los Lobos fue la mejor solución entre todo lo que estamos viviendo actualmente.

“Desde 2015 no habíamos sido firmados por ninguna disquera y está bien, no es para tanto, porque hemos estado tocando mucho, ¿sabes? Pero hace poco nos firmaron y para hacer un disco con canciones originales hubiéramos tenido que cancelar gran parte de nuestra gira. Luego vino el Covid-19, no sabíamos que iba a pasar y de repente hacer un disco de covers la mejor solución”.

Lalo Guerrero, el verdadero pachuco original, también fue muy amigo de Los Lobos y también aparece en Native Sons con “Los Chucos Suaves”, pero esto es más profundo. Lalo ya tenía su infame disco de las ardillitas navideñas, lanzado en invasión de los roedores de los 70, pero llegó a grabar un último disco navideño con Los Lobos, uno muy bonito, gracioso y mágico.

“Jejeje, ya era bastante viejo cuando trabajamos con él y ha sido la persona más graciosa con la que he trabajado. Trabajar con él era como trabajar con un comediante, nos hacía rodar en el suelo de la risa todo el tiempo. Pero cuando era tiempo de trabajar se ponía muy serio, él quería hacer algo muy bueno. Por eso no dudamos en grabar una canción de él en Native Sons”.

¡Aguas, otra nota de fan!: Otro de los grandes nombres en la lista de amigos de Los Lobos es Jerry García con quien jamearon montonal de veces en vivo, incluso tocaron juntos “La Bamba”. Así es, el mismísimo Jerry García soleó su guitarra guapachosamente tocando “La Bamba”. Pero también Los Lobos han covereado rolitas de Grateful Dead como “Bertha”.

A pesar de que Los Lobos tiene mucha influencia de la música mexicana por su herencia chicana, no han visitado mucho nuestro país, pero sí han tenido grandes conciertos acá. Una vez se refinaron un toquín en el Teatro Blanquita, otro en Vive Latino y otro en el Zócalo.

“Vaya, hombre. Ese concierto del Zócalo fue hermoso, ¿sabes? Siempre es muy especial cuando vamos a México, porque México forma parte de nuestra música y nuestra cultura. Pero ese concierto en el Zócalo fue muy bello, todos pudieron ir porque fue gratis, ver tanto a grandes y chicos disfrutar con nosotros fue una experiencia llena de cariño de ambas partes”.

Aún con la pandemia, Los Lobos es una banda imparable, las fechas de su tour no se ha cancelado y sigue dándole le recio al subirse al escenario.

“Soy muy feliz tocando, es lo que más amo hacer, pero en pandemia me da mucho terror, ¿Sabes? Tratamos de ser muy cuidadosos, pero las cosas han cambiado, antes salíamos a tocar y nos juntamos con los amigos que teníamos por todos lados, había una energía muy festiva en cada concierto. Pero ahora es diferente, en el backstage solo somos nosotros, no invitamos a nadie más y eso cambia toda la experiencia que hemos vivido por más de 40 años”.

Native Sons es más que solo un disco de covers, es una celebración de la amistad musical que presenta respetos a todas las bandas que admiran y al mismo tiempo es un tributo al este de los Los Ángeles, el lugar que vio nacer a Los Lobos y le ha dado grandes momentos.

“Mi primer gran recuerdo de L.A. es cuando iba aterrizando ahí en 1975, vi las palmeras y todo era muy diferente. Cuando Los Lobos fue el acto principal en Whisky A Go Go, ¿sabes? Llegar ahí después de tantos años de ser teloneros, fue algo increíble. Otro gran momento fue cuando ganamos el Grammy por nuestro primer disco, bueno ganar un Grammy, pues… Ya sabes como es eso, no es gran cosa, pero fue un gran momento para nosotros”, concluyó.

Back to top

Conoce el festival que le rinde culto a la música, la psicodelia y los guitarrazos crudos en México: HIPNOSIS. Creado en 2017.

Follow us